AGREGA tu EMPRESA hoy 640x90

Un oasis en Casma - No precisamente un hotel 5 estrellas es el mejor

 

Llegar al Farol Inn en Casma fue una bendición. Nuestra ardua travesía había comenzado 8 días antes en Argentina. Cinco adultos y una niña quisimos viajar de Córdoba a Piura en auto. Una locura inolvidable de 4600 km. Manejamos un promedio de 800 km por día, atravesamos obstáculos de todo tipo, inclusive habernos quedado varados en el paso de Jama a 4000 mts de altura, vientos de arena, neblina cegadora y la explosión de una llanta. Cada noche estábamos agotados (y felices), por ende el descanso y servicio de los hospedajes era crucial. Un mal servicio significaba la condena de estar con sueño, hambre o sin ducharnos, cada kilómetro del día siguiente.

Paramos en Casma porque era la siguiente ciudad, de noche y estabamos exhaustos. Vimos el cartel de El Farol Inn – decía cochera, WIFI, restaurant… perfecto.

El Farol Inn Casma 1

Lo que no decía el cartel era que el Farol Inn es precioso. Una construcción de aire español, con jardines internos, galerías con arcos, pérgolas, árboles frutales y flores. Un sueño.
Anteriormente, esta zona de Casma era de chacras de cultivos de mangos. ¡Aún queda uno que tiene 250 años! La vieja casona quedó y hace 30 años se le dio el propósito de hotel.
Las habitaciones son amplias con generosos ventanales, televisión y su baño privado con ducha perfecta de agua caliente y fuerte presión.

El restaurante es una construcción típica que permite sentir la brisa cálida de Casma. Tiene una predisposición familiar y aún cumple con su servicio a la perfección. La amabilidad al cumplir nuestros pedidos de viajeros desesperados y hambrientos fue realmente notable. Los platos son generosos, deliciosos y variados- para todos los gustos.

El Farol Inn Casma Peru

Y aquí debo hacer un alto. Y remarcar con gratitud que…¡había juegos de entretenimiento! Si tienen niños, sabrán a qué me refiero. Que un hotel tenga juegos y un sitio pensado para niños es igual de satisfactorio que una ducha al final del día. Toboganes, hamacas, puentes colgantes, piscina, pool, el sapo, cancha de básquet y futbol… ¡El sueño de cualquier madre!
A lo largo de la aventura nos hospedamos en hoteles de toda clase. Desde el renombrado Howard Johnson a hoteles familiares. El Farol Inn fue el hotel más acogedor que experimenté a lo largo del viaje. Con sus sinceros servicios cubrió todas nuestras necesidades y nos dio la fuerza necesaria para hacer los últimos kilómetros hasta Piura.

El Farol Inn 4

Autor: Victoria de Aboitiz

Nací en Filipinas en 1982 y me crié en Buenos Aires. Actualmente estoy viajando por América. Si existe un hilo con el que voy cosiendo mis proyectos es el amor por el mundo femenino. Mis telas son los viajes, la escritura, la naturaleza y el dibujo.

Más Artículos - Website

Facebook

AGREGA tu EMPRESA hoy 640x90